¿Cómo utilizar las superfoods?

14671308_1872360269665426_9039892320241035346_n

Muchas veces nos preguntamos, ¿cómo podemos utilizar las superfoods? O ¿de qué manera podemos incluirlas en nuestra dieta?

Podemos ser creativos a la hora de consumirlas, utilizándolas en nuestros platillos, por ejemplo, o bien, tomando la dosis diaria recomendada de cada una. Es importante, aumentar el consumo de agua al comenzar a introducir estos alimentos en nuestra dieta diaria, para poder aprovechar al máximo su aporte de fibra, nutrientes, y vitaminas.

La espirulina:

Ya se han dictado algunos de los múltiples beneficios que esta alga puede traer a nuestro organismo y la dosis diaria recomendada es de 4 g. al día, (1 cdita pequeña) ¡sólo esto será suficiente para poder disfrutar de sus propiedades!

Algunas de las formas en las que puede consumirse son:

     – Tomándola en ayunas, o después de alguna comida diluyendo una cucharadita en un vaso con agua, y puede                 agregarse unas gotas de limón y unas gotas de miel de abeja para disimular su sabor.

      – Agregándola a jugos, licuados o smoothies.

     – Añadirse como “topping” en ensaladas y sopas.

     – Incluirla en recetas de postres como panqués, o muffins saludables.

    – Agregándola en salsas cremosas para pastas o aderezos.

La chía:

La semilla llena de ácidos grasos Omega 3 y 6, alta en fibra y proteína vegetal.

Para la chía, puede consumirse de 2.5 a 3 cucharadas diarias.

Algunas formas de utilizarla son:

     – Diluyendo 2 cucharadas en 1 litro de agua, dejar que reposen y consumir esta agua durante el día.

     – En licuados, smoothies, jugos, yogurt, aguas frescas.

     – De topping en ensaladas, cocteles de frutas, cereales.

     – Para sustituir el huevo en las recetas veganas hidratándola de la siguiente manera: 2 cucharaditas con 1                         cucharadita de agua, revolver y esperar que repose un poco hasta que se haga un gel espeso.

     – En recetas de repostería, ya sea seca o hidratada.

     – Con leche y frutas

     – En forma de “pudín de chía”

     – De topping en galletas, muffins, y repostería.

      – Para empanizar platillos sin incluir harina

La stevia en hoja:

El único edulcorante que no aporta calorías considerado de origen natural (cuando está en forma de hoja) a demás, aporta beneficios a la salud: mejora la digestión, puede fungir como antimicrobiano, regula niveles de glucosa en sangre, y es apta para diabéticos.

Algunas formas de utilizarla son:

      – Utilizando su jarabe: hervir 1 litro de agua y agregar 1 puño de las hojas, dejar que siga hirviendo un poco y                    después apagar el fuego y dejar reposar.

      -Se cuela el agua y se deja enfriar en un recipiente de vidrio. ¡Listo! Utilízala para endulzar smooties, tés, ,aguas,           licuados, café, etc.

      – Tomándola como té en infusión, hirviendo unas cuantas hojas en 1 taza de agua, agregar unas gotas de limón y             disfrutar.

     – Utilizarla en repostería agregando las hojas enteras a los demás ingredientes y licuándolas.

     – Triturándolas: poner las hojas secas de stevia en una licuadora o procesador y triturar hasta que se forme un                polvo. Guardar y utilizar para endulzar (1 cdita: equivale a 2 de azúcar normal)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *